TRES EXGUERRILLEROS PRESOS

Noticias

 

Cuando parecía que todo se había visto, este fin de semana el gobierno volvió a mostrar que no todo esta dicho ni hecho sobre el alcance que pueda tener la justicia en sus manos; mayormente cuando se trata de opositores y con mayor razón disidentes de su partido, el FSLN.

Seis detenciones este fin de semana contra hombres y mujeres que pertenecieron al FSLN y que años mas tarde pasaron a formar parte del Movimiento Renovador Sandinista, es una pequeña muestra de lo capaz que puede ser el partido de gobierno en su lucha por evitar voces disonantes y mas aun por permanecer en le poder.

Las detenciones contra opositores que incluyen precandidatos presidenciales, también incorporo este fin de semana a los rostros mas visibles de una agrupación política que fue despojada de su personería jurídica, el MRS; hoy refundado con el nombre de UNAMOS, y entre las que se encuentran:  Tamara Dávila, Suyen Barahona y Ana Margarita Vigil Gurdian.

Las acciones el gobierno las desvincula como algo político en contra de la oposición política; si no mas bien a una presunta traición a la patria; algo que llego con un allanamiento y detención policial hasta la vivienda de Dora María Téllez, ex guerrillera sandinista, compañera de lucha del presidente Daniel Ortega y exministra de salud de su gobierno en los años 80; hoy una de las voces mas criticas de Ortega y su esposa Rosario Murillo.

Una suerte similar experimento el general retirado Hugo Torres, el hombre de mas de 70 años de edad que salvo la vida a Daniel Ortega en su lucha contra la dictadura de los Somoza en los años 70, y a quien la policía lo saco de su casa de habitación para luego ser llevado a una prisión acusado de una traición a la patria poco especificada.

La redada contra opositores y exguerrilleros sandinistas la concreto la policía al poner tras las rejas a  Víctor Hugo Tinoco; un exdiplomatico del gobierno sandinista en los años 80, pero que una década mas tarde paso a formar parte no solo de las voces disonantes que tenia el sandinismo en la acera de el frente; sino uno de los hombres que paso a organizar un partido de oposición al que le pusieron por nombre Movimiento Renovador Sandinista.

A cada uno de los exguerrilleros detenidos, se les acusa de realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía, y la autodeterminación; incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización entre otros aspectos que recoge la Ley 1055, aprobada por diputados sandinistas en medio de cuestionamientos internos y externos por ser señalada de diseñarse con propósitos políticos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *